Image

FURAN EN ALIMENTOS

La EFSA evalúa el riesgo de la presencia de Fuan y metil furanos en alimentos, focalizando en los grupos de mayor exposición (alimentos infantiles sometidos a tratamientos térmicos elevados).

La EFSA acaba de publicar una evaluación científica sobre el riesgo para la salud humana de la presencia de furano y metilfuranos (2-metilfurano, 3-metilfurano y 2,5-dimetilfurano) en los alimentos.

Estos compuestos se forman en los alimentos durante el procesamiento térmico. Los furanos se producen a partir de varios precursores como el ácido ascórbico, aminoácidos, carbohidratos, ácidos grasos insaturados y carotenoides, y se encuentran en una variedad de alimentos que incluyen café y alimentos enlatados y envasados en vidrio.

Respecto a la aparición de furan, se utilizaron 17,056 resultados analíticos en la evaluación. No se recibieron datos de ocurrencia sobre metilfuranos. Las exposiciones más altas al furan se estimaron para los bebés, principalmente en comidas listas para el consumo. Los cereales y los productos a base de cereales son los que más contribuyen a los todlers e incluso adolescentes. En adultos, ancianos y personas muy mayores, el café es el principal contribuyente a la exposición alimentaria.

Se encontraron concentraciones medias que oscilaban entre 20 y 57 µg / kg en alimentos compuestos (ensaladas preparadas, productos a base de cereales y producto a base de vegetales), comidas listas para el consumo para lactantes y niños de corta edad, salsa de soja, pan y bollos, pasta cruda, cereales para el desayuno, productos de panadería fina y bebidas alcohólicas. En todas las muestras restantes, incluida una amplia gama de alimentos preparado, las concentraciones medias de furan fueron inferiores a 20 µg / kg.

Las exposiciones más altas al furan se estimaron en el grupo de población más joven, es decir, niños.

Las exposiciones dietéticas medias calculadas para lactantes variaron de 0.14 a 0.99 µg / kg de peso corporal y por día.

En cuanto a las exposiciones percentiles 95º, que se refieren a consumidores altamente expuestos dentro de una encuesta dietética dada y clase de edad, las estimaciones más altas también se observaron para bebés que varían de 0,27 a 1,8 µg /kg de peso corporal y por día.

Las comidas listas para el consumo para bebés y niños pequeños son el principal contribuyente a la exposición alimentaria de los bebés. Para adultos, ancianos y personas muy mayores, la exposición se debe principalmente al café. Los granos y productos a base de granos son el grupo de alimentos que más contribuye para los niños pequeños, otros niños y adolescentes, y también es el segundo contribuyente más grande en todas las demás categorías de edad.

Otros contribuidores importantes a la exposición de la mayoría de las clases de edad son las sopas listas para el consumo y, en menor medida, los alimentos compuestos a base de cereales.

En general, la influencia del recalentamiento de los alimentos comercialmente procesados respecto a la concentraciones de furan es limitada y depende del comportamiento del consumidor. Con respecto a las comidas listas para el consumo para bebés y niños pequeños, recalentar las comidas en un baño de agua caliente (sin tapa) puede reducir la exposición dietética de los bebés en aproximadamente 15-30% dependiendo del patrón dietético. Esto resulta en una exposición comparable a las exposiciones en las clases de edad para adultos.

A pesar de que todavía no existen datos concluyentes sobre la toxicidad y se necesitan estudios y datos adicionales, todo hace pensar que el furan es uno de los contaminantes que darán que hablar en los próximos meses.

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.2903/j.efsa.2017.5005/epdf

CONTACTO

Utilice el siguiente formulario para hacernos llegar cualquier tipo de duda o sugerencia. Aquella información que no encuentre en la web podremos facilitársela o darle más detalles mediante un correo electrónico o llamada personal.

968805909

BUSCAR PARÁMETRO